Petgaming regresa a la senda de la victoria en Las Vegas

Por fin cuadra (Foto: Pokerstars)

No podía haber mejor estreno en el festival del WPT Five Diamonds Classic 2017 en el Bellagio de Las Vegas. Sergio Aido, uno de los pilares de Drawing Dead, se ha impuesto en el primer High Roller, de 10.300$ de entrada, y se ha anotado un premio de 128.800$.

Sergio llevaba singanar un torneo en el circuito internacional desde febrero. No es ningún desdoro pasar una mala racha y recuperarse, pero es que ese tampoco llegaba a ser el caso. Los deep runs de Sergio en el año que nos ocupa son casi el pan de cada día. Esta caja de Las Vegas es ¡la número 26 de 2017!  Eso equivale a una cada dos semanas aunque no vuelva a rascar nada de aquí a las campanadas -que confiamos en que no va a ser así-.

Lo que fallaba era la que se dieran todos los condicionantes que se necesitan para ganar un torneo cuando te pegas con los fields con los que se pega Sergio; especialmente que caiga de cara algún flip de más. Eso pasaba a principio de año, cuando "pet" encadenó seis mesas finales y una victoria en apenas un mes y llegó a colocarse en el número 2 del Player of the Year del GPI.

Es curioso que Bryn Kenney, el jugador que ha dominado el POY durante toda la temporada, fuera el rival más peligroso de esta final.

  1. Sergio Aído (España): 128.800$
  2. Ramin Hajiyev (Azerbaiyán): 78.400$
  3. Bryn Kenney (EE. UU.): 44.800$
  4. Almendin Imsirovic (EE. UU.): 28.000$

La victoria en el Bellagio es un bálsamo, aunque el field estuviera restringido a 28 jugadores. La competencia era notable, y el premio un acicate para encarar el resto del calendario de High Rollers que hay por delante en el festival, que es bastante nutrido.

  • Martes 28 de noviembre: High Roller 25.000$
  • Miércoles 29 de noviembre: High Roller 100.000$
  • Viernes 1 de diciembre: High Roller 25.000$
  • Sábado 2 de diciembre: High Roller 25.000$
  • Viernes 8 de diciembre: High Roller 25.000$
  • Sábado 9 de diciembre: High Roller 25.000$

No toda la emoción del día se concentró sobre el fieltro. La caja del Bellagio sufrió un atraco a punta de pistola, aunque gracias a la profesionalidad y la tranquilidad del personal del casino que la clientela ni notó el percance, a excepción de la que estaba presente. Uno de los que estaban allí era el actor James Woods, que fue el que ejerció de testigo sobre lo bien que llevó el problema el staff del Bellagio.