Día 1 del SHR Bowl China: Tres pasos por caja, pero en la pelea

"La cosa ha ido bastante regular, para ser honestos".

La respuesta que nos ha dado Sergio a los que esperábamos sus comentarios desde Macau a pie de Whatsapp no ha sido la soñada al inicio del torneo más caro que ha jugado en su carrera el coach de Drawing Dead, la verdad.

La información sobre lo que ocurre dentro del Casino Babylon llega concuentagotas, y va a ser muy complicado tener una idea concreta de la situación general hasta que quede conformada la mesa final.

En ese momento, podremos seguir en directo cada mano, gracas a un link que ha ofrecido el gurú de las redes sociales pokerísticas Kevin Mathers. Es un streaming en directo ofrecido en mandarín, pero que al menos se ve bastante bien y enseña stacks y hole cards. 

La mesa televisada ha dispuesto de una pléyade de estrellas del poker relamente asombrosa, con Ike Haxton, Fedor Holz, Erik Seidel, John Juanda, David Peters y el español Adrián Mateos, que ha emprendido esta aventura a la par que el asturiano. Haste hemos podido ver jugar de nuevo a Phil Ivey, toda una delicatessen para el buen aficionado.

Pero no hemos sabido nada de Sergio, hasta que nos ha contado su día después de embolsar.

"Con la primera bala subí rápido a 3.000.000 (el stack inicial era de 2M). Al principio bien, contento, pero luego perdí un botazo.

Es un 3bet pot con KJss, que le raiseo el flop 89Q (con una pica) y en el turn (6 de picas) no se me tira de TT negros, con la doble punta y 100 ciegas cada uno.

Luego ya no gané ninguna mano. Me quedé corto, bueno gané solo un par de all-ines ya muy complicados con la primera bala, pero busteé normal, yendo por detrás. 

Y la segunda bala, horrible, no gané ni una mano con ella y me eliminaron rápido.

Por fin, con la tercera sí que gané un flip postflop, y ahí andamos, con la media. Sensaciones regulares, pero mañana es otro día. ¡Y me voy a descansar, que en once horas estamos jugando de nuevo!".

La media de puntos al inicio del día 2 es una plataforma perfecta para despegar en el torneo y olvidar todo lo que se torció hasta el momento. La recompra que importa siempre es la última, y esta no va tan mal. 

Adrián, por su parte, ha tenido un muy buen final de día y tiene cuatro veces el stack inicial, el doble de la media. 

No manejamos ninguna cifra más allá de los 36 jugadores que dieron inicio al torneo.